gemaradio-2

@gma360

El éxito de un podcaster, definiendo este anglicismo como aquel individuo que crea un podcast,  audio o vídeo a pedido/ on demand , no puede estar en la cantidad de oyentes o visitas, sino en el perfil acertado de unos usuarios que buscan un contenido con interés  o temática específica. Piensa que aunque para el resto del mundo sea algo absurdo,  si una persona es el objetivo de tu mensaje y te sigue, habrás triunfado.

Esta entrada, no es para definir este nuevo modelo de comunicación, sino para centrarme en el creador del contenido, algo que me apasiona, porque más allá de la herramienta utilizada, el podcast, hay que situarse en esa persona que debe decidir qué comunicar, algo muy concreto, a través de un canal tan accesible como es el  podcast,  y anticipando qué es lo que pretende con el envío de ese mensaje.

Para mí, el podcaster tiene que ser un gran “especialista de lo suyo”, no tiene que ser periodista, aunque la diferencia en el éxito de su mensaje, sí la marcará el que sea un buen comunicador/a, y  que tenga bien claro lo que quiere contar y quiénes desea que lo sigan.

Hay que decir que algunos audios o vídeos,  se pueden hacer un verdadero rollazo solo por la carencia de una mínima habilidad oral. Tienes que tener en cuenta que aunque hables de tornillos, tu objetivo es que tu público objetivo, te siga con interés, te busque y te recomiende. No es por tanto una cuestión de cantidad, sino de calidad en cuanto y  tanto te diferencies de lo que otros canales ofrecen.

Por tanto, el podcaster es un  “experto de lo suyo”aporta información, vivencias, opinión o entretenimiento,  que no se encuentra en los medios generalistas, de hecho estos contenidos específicos pueden convertirse en fuente de información para  medios “tradicionales”.

Un ejemplo, que a mí me ha interesado como periodista a la que le gusta una conspiración más que a un tonto un regaliz,  ha sido descubrir estos audios “ V las cloacas del Estado”, gracias a una recomendaciónHa sido genial, se dan todos los ingredientes que yo busco, y me agrada el  éxito de este contenido, que refleja que no estaba equivocada, y era bueeeno. Un contenido en audio, para los amantes de la crónica negra y policial o investigación,  más allá de lo que los medios generalistas se  pueden permitir ofrecer. Y justo ese plus provoca ese salto que ha permitido que el interés por este contenido específico, traspase la barrea del mundo on line hacia el off line.

El periodista de investigación, Álvaro de Cózar,  supo ir más allá con un trabajo de fondo,  que además supo comunicar, su premiado contenido se convirtió en inspiración y fuente del programa “Salvados” sobre  el mismo persona “La versión de Villarejo” emitido el 25 jun. 2017. Y algún que otro documental sobre actualidad.

Pero esto no tiene que ser la meta, el éxito del podcaster  radica en que llame la atención a su usuario especializado y con criterio. De hecho el mejor plan de marketing, es ninguno, que su contenido sea buscado en la Red, por el boca – oído.

Recientemente he visto un magacín de corazón a través de youtube ofreciendo más de lo mismo de lo que hacen, tan bien, los medios generalistas, esto no lo veo, honestamenteLo importante es justo diferenciarte, pretender hacer un programa de cotilleo cuando los mejores ya están inventados y con más medios, limitas tus posibilidades, mientras que si el objetivo lo marca tu personalidad o tu circunstancia vital, única en cada momento, y para cada individuo,  saldrá tu marca como  podcaster .

En esta reflexión en alto, he querido contar, qué hace diferente al creador de esos contenidos, nuevos formatos para nuevos medios que irrumpen y que nos alejan o conciliamos con los generalistas. Porque ahora escoger contenido de solo una pantalla es una labor imposible como usuario.

Recomiendo una web para quienes se quieran adentrar en este mundillo de la comunicación boca – oído, la de la asociación  de podcast, en donde definen el “podcasting” marcando la distancia, con canales de aparente similitud, como pueda ser la radio.

A no ser, que tu “entrada”  sea un desahogo creativo sin más, un audio o vídeo,  que sería como ir a escuchar jazz en un garito  sin grandes pretensiones, sino las de disfrutar del placer por una música que te gusta.

Porque crear tu contenido puede ser algo tan insignificante como agradable, como haya podido ser útil sólo para ti y para mí este post sobre lo que busco tanto como usuaria como creadora de contenidos únicos.